Orden de los Pedales de Efectos

Es esencial conocer el comportamiento de los diferentes pedales de efectos para guitarra eléctrica, dependiendo de su colocación en la cadena de efectos.

Empezamos por los pedales de distorsión, un efecto tan usado que ya casi no se considera efecto.
Algo muy común entre los guitarristas, es el de tener diferentes pedales de distorsión con diferentes ganancias. Estos pedales tendríamos que colocarlos de menor a mayor ganancia, empezando desde la posición de la guitarra. De esta manera las distorsiones se irían solapando perfectamente, en el caso de usar varios pedales de ganancia al mismo tiempo.

El pedal booster es muy usado para levantar el sonido por ejemplo en los solos, o para generar algo más de ganancia o distorsión. Pero dependiendo de su colocación en la cadena de efectos, hará una cosa u otra.
Si lo ponemos antes de los pedales de distorsión, subirá tanto el volumen, como la ganancia del sonido general. Aportando su toque de distorsión. 
En cambio, si lo colocamos después de los pedales de distorsión, solamente elevará el sonido general, sin aportar ganancia o distorsión.

El resto de efectos, irían delante o detrás de estos pedales mencionados anteriormente.
Justo después de los efectos de distorsión, irían los efectos de modulación, como el Chorus, Flanger o Phaser.
Seguido de los efectos de modulación, iría el retardo como el Delay. Y el último pedal antes de llegar al amplificador, sería el Reverb.

Todos estos efectos se colocan después de las distorsiones, precisamente para que esa distorsión no deteriore la calidad y características de estos efectos, manteniéndose de este modo toda su nitidez y profundidad.


Es muy común el usar la propia distorsión del amplificador, para conseguir el sonido que buscamos, pero esta distorsión quedaría delante de estos efectos, pudiendo generar problemas.

Para solucionar esto, tenemos el Loop de Efectos. Una cualidad de muchos amplificadores, aunque no de todos. Así que si pensáis usar una fuerte saturación del propio amplificador, y efectos de este estilo, lo mejor es disponer de esta cualidad.
Los efectos de modulación, retardo o reverberación, podemos pasarlos por estas conexiones, y el resto de efectos, irían por el frontal del amplificador.
Desde la salida del Loop, conectaríamos a la entrada de señal del primer pedal. Conectándose el resto de pedales de la forma estándar, y cuando lleguemos a la última salida, lo conectamos al retorno del amplificador. Así toda la señal se encontraría totalmente procesada, antes de llegar a este tipo de pedales.

Entre la guitarra y los pedales de distorsión, iría el Wah Wah, el Fuzz, y el compresor.

El pedal de volumen es un pedal muy usado para hacer Volumen Swells, o para tener el control del sonido de nuestra guitarra sin la necesidad de usar las manos. Este pedal se comportaría de diferente forma, dependiendo de su posición en la cadena de efectos.
Lo principal del pedal de volumen, es colocarlo por delante del compresor, ya que si lo colocamos detrás se creará un conflicto entre ambos pedales.


El compresor se encarga de achatar los picos de volumen alto y volumen bajo, sonando las notas más igualadas en cuanto a sonidos débiles y sonidos elevados, subiendo un poco las notas que suenan bajas, y bajando un poco las notas que suenen excesivamente altas.
Ese sería el conflicto que se crearía entre ambos pedales. Interfiriendo el trabajo de cada pedal, en las cualidades de cada uno.

Así que una de sus posiciones, seria después del compresor, y antes de los pedales de distorsión. De esta manera, al usar el pedal se añadiría al sonido, tanto volumen como ganancia o distorsión. Reduciéndose el nivel de distorsión, a medida que vamos bajando el volumen del pedal. También se mantendrían las colas del sonido provenientes de efectos como el delay o reverb, al bajar el volumen del pedal, no cortando el sonido en seco. Algo muy útil para hacer volumen swells.


Si no queremos que el pedal de volumen añada ganancia al accionarlo, podemos colocarlo entre los pedales de distorsión, y los pedales de modulación (imagen de arriba a la derecha).
De esta manera al accionar el pedal, afectaría solamente al volumen, sin añadir nada de ganancia al sonido, y manteniendo las colas de los ecos o retardos.

Si al accionar el pedal de volumen queremos que corte totalmente el sonido en seco, tendríamos que ponerlo al final de la cadena de efectos.

El afinador podemos colocarlo al principio de la cadena., aunque algunos pedales de volumen como el Boss FV-500-H, incorporan una salida para el afinador.

La posición de un ecualizador, dependería de las partes o efectos de la cadena que queramos ecualizar.
Una posición muy usada seria al principio de la cadena, actuando el ecualizador solamente en las frecuencias de nuestra guitarra. Ecualizando así una señal pura, sin ruidos o frecuencias indeseadas. En esta posición, la ecualización sería menos notoria que en otras zonas de la cadena.



Como por ejemplo, entre los pedales de distorsión, y los pedales de modulación. En esta zona el ecualizador actuaría en la señal ya distorsionada, pudiendo actuar en diferentes frecuencias o tonos de la propia distorsión.
En esta posición además podríamos usar el ecualizador como booster, y así poder levantar el sonido al activarlo (para hacer un solo, por ejemplo), resaltando las frecuencias deseadas, y subiendo el nivel del pedal a gusto.

En la posición que se haría más notoria la presencia del ecualizador, sería al final de la cadena, o a través del Loop de Efectos, ecualizando toda la señal ya procesada.

Aunque solemos tener un ecualizador en el ampli, los pedales suelen venir con numerosas bandas de ecualización, a diferencia de los controles estándar de bajos, medios y agudos de los amplificadores, pudiendo actuar de forma activa en el sonido general del amplificador, guitarra, o distorsión.




La puerta de ruido la colocaremos al final de la cadena, o por el Loop de efectos. Para eliminar así cualquier residuo de ruido del resto de pedales.





Si después de petar de pedales nuestra cadena de efectos, notamos que debido al número de pedales y de distancia de cables, nuestra guitarra ha perdido algo de su tono característico, podemos usar un Buffer para recuperar el tono.
La colocación del buffer sería al principio de la cadena para que empuje la señal.

Si no consiguiéramos recuperar totalmente el tono, podemos colocar otro buffer en la parte final de la cadena, llegando al ampli una señal tan fresca, como si conectáramos la guitarra con un metro de cable, directamente al amplificador.




https://www.youtube.com/user/mijelan1?sub_confirmation=1

Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario