Mantenimiento Guitarra Eléctrica

 

Coronado de trastes


Con el uso, las cuerdas de la Guitarra Eléctrica o Acústica van desgastando la parte alta de los trastes, perdiendo su forma redondeada original y creándose aristas a ambos lados del traste. Dificultando el deslizamiento de las yemas de los dedos por el diapasón, y desgastando las cuerdas en exceso.



Para solucionar este problema tendríamos que Coronar los trastes siguiendo los pasos que a continuación se nombran.

Primero tendríamos que retirar las cuerdas de la guitarra cortándolas para sacarlas con mayor comodidad y para evitar posibles rozaduras (aflojar primero las cuerdas). Para cortarlas podemos usar un alicate de corte o un cortador-enrollador de cuerdas, una herramienta muy barata y muy útil (imagen de la derecha).
El siguiente paso sería encintar el mástil con cinta de carrocero para proteger la madera del lijado que tendremos que aplicarle a los trastes. 
Tras encintar la madera y dejar al descubierto los trastes, tendremos que aplicarle una lija de grano 600 con la herramienta que vemos en la imagen.
Esta herramienta no es más que un taco de madera con un canalillo para introducir el traste y poder lijarlo uniformemente, siguiendo la curvatura del traste para no desgastarlo más por el centro, que por los lados.

Podemos construirnos uno igual con un taco de madera con unas medidas aproximadas a las de la imagen de abajo. Seguidamente colocamos el taco marcado con una línea en el centro en un torno para sujetarlo, y con un cutter le quitamos un poco de madera en la parte marcada para hacer un ligero hueco
Hecho el hueco para que la lima redonda de 3 mm asiente bien sobre el taco de madera, sólo tenemos que limar, haciendo comprobaciones sobre el traste, hasta que la hendidura sea ligeramente más profunda y más ancha que el traste.


Ahora tenemos que colocar en la herramienta un trozo de lija de 600 unida por cinta de carrocero haciendo un tubo por el que introduciremos la herramienta. De esta forma podemos ir girando la lija sobre el taco de madera a medida que se vaya desgastando.
Una vez preparada la herramienta, tenemos que humedecer la lija mojándonos un poco el dedo y untando solo una gota en la lija, porque si la mojamos demasiado se puede deshacer la cinta de carrocero colocada en el mástil y acabar lijando la madera del diapasón.
Ahora sólo tenemos que lijar los trastes hacia delante y hacia atrás siguiendo la curvatura del traste y comprobando siempre el estado del lijado para desgastar el traste solamente lo necesario, y con cuidado de no romper la cinta de carrocero del mástil. Si se rompiera la cinta tendríamos que colocar un trozo sobre la rotura para poder seguir lijando.

Una vez coronados todos los trastes repetimos el proceso pero con una lija humedecida de grano 1000 para suavizar el traste. También podemos suavizar el traste usando un poco de lana fina de acero.

El último paso sería abrillantar los trastes con un algodón y un poco de abrillantador de metales. Terminaremos el pulido con un disco de algodón seco para obtener un acabado espectacular y ya podremos retirar la cinta de carrocero para colocar un juego de cuerdas.


Cómo cambiar las cuerdas de la guitarra


Pulsa en la imagen para agrandar.
Introducimos la cuerda por el puente y por el torno de la clavija, dejando un trozo de unos 5 cm por delante, que será la parte que se enrollará en el torno. Seguidamente doblamos en ese punto, y la pasamos por encima de la salida de la cuerda, y después por debajo de la entrada del torno.  A partir de ahí, sólo tenemos que girar la clavija hasta tensar la cuerda. Podemos usar el enrollador de cuerdas que hemos mencionado anteriormente para hacerlo con mayor comodidad y velocidad.
Pulsa en la imagen para agrandar.
El sobrante de las cuerdas se puede cortar con facilidad doblándolas hacia los lados o arriba y abajo hasta que se parta, quedando la cuerda a ras y sin peligro de pinchazos. Las cuerdas finas son más complicadas de cortar con este método y puede que se escapen con tanto meneo, así que si no queremos complicarnos, podemos cortarla con un alicate, y luego doblarla un poco contra el torno, o simplemente enrollarla sobre si misma.


Limpieza de las cuerdas de la guitarra


La mejor manera de conseguir que dure el mayor tiempo posible un juego de cuerdas y un coronado de trastes, es teniendo las cuerdas limpias
Lo primero a tener en cuenta sería no ensuciarlas, así que antes de ponernos a tocar tendríamos que lavarnos las manos (sobre todo en verano) para retirar suciedad, grasa o sudor.

Una vez terminada la sesión, tendremos que limpiar las cuerdas. Podemos usar un limpiador de cuerdas o en su defecto, un paño a ser posible de microfibras, y ya de paso limpiamos toda la guitarra, sin temor a que un trapo áspero o un papel de cocina, pueda producir rozaduras o desgastes en el lacado de nuestra guitarra.
Antes de tocar también podemos lubricar las cuerdas con el limpiador (imagen de la derecha) para tener un deslizamiento suave de los dedos.


Mantenimiento y limpieza


Las guitarras con Diapasón de Arce (Maple), que normalmente suelen venir barnizados, son los más fáciles de mantener por no necesitar ningún tipo de hidratación (aceites). Así que podemos limpiar la guitarra al completo (mástil y cuerpo) con un paño (a ser posible de microfibras) seco o ligeramente humedecido sólo con agua. Si le pasamos un paño húmedo, tendremos que usar inmediatamente un paño seco para retirar la humedad del instrumento.
Aunque  son poco frecuentes, podemos encontramástiles con Diapasón de Arce sin barnizar, siendo los más complejos de mantener, absorbiendo suciedad y sudor como una esponja.  
Por otra parte, el tacto de la madera sin barnizar es apreciado por muchos guitarristas, aun teniendo el problema de la aparición de manchas, aunque para muchos, las manchas se considera un plus, dándole al mástil el toque Vintage. La Cera de Carnauba es lo que se le suele aplicar a estos diapasones, pero lo mejor es estar al tanto e informarse antes de hacer una compra. 
 

Para los Diapasones de Palisandro, Palosanto o Palo Rosa (se nombra de las tres formas), en Inglés Rosewood, y también para los diapasones de Ébano, se utiliza el Aceite de Limón tanto para su hidratación, como para su limpieza, aplicándolo uniformemente con un algodón ligeramente humedecido en el aceite.
Si el diapasón tuviera suciedad en exceso, tendríamos que retirarla antes de aplicar el aceite. Le haríamos este tratamiento dependiendo del estado de sequedad del diapasón, aplicando si lo vemos demasiado mate, y omitiéndolo si el diapasón tiene un ligero brillo.

Para los Herrajes, con un paño de microfibras y un bastoncillo de los oídos para las zonas estrechas, podemos mantener los cromados en perfecto estado, librando a las partes metálicas de cualquier resto que pudiera retener humedad, impidiendo la corrosión. 
Los puentes de estilo Les Paul (Tune-o-matic) vienen sin fijar, y los podemos desmontar para limpiarlo con comodidad, pero tenemos que tener cuidado cuando quitemos todas las cuerdas de la guitarra para no acabar tirando alguna parte del puente contra el suelo.

Resumiendo, podemos tener nuestra guitarra (eléctrica, acústica o española) perfecta, limpiándola con regularidad usando simplemente un paño suave y sin necesidad de añadir ningún tipo de productos, humedeciendo el paño si es necesario sólo con agua y secando después.




https://www.youtube.com/user/mijelan1?sub_confirmation=1

Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario