Translate

Cómo Ajustar Tono, Volumen y Ganancia de Guitarra y Amplificador


Cómo ajustar tono o ecualización

 
Empezamos con el potenciómetro de tono de la guitarra a tope y con los controles de ecualización del amplificador, todos al centro, para hacer una prueba del sonido resultante, ya que existen muchos factores que pueden influir en el tono de cada amplificador, marca y tipo de altavoz, por ejemplo.
Una vez escuchado el sonido podemos empezar a corregir el tono del amplificador a gusto personal. ¿Como saber si lo hacemos bien?, sencillo, confiando en nuestro oídos. Nuestras orejas son más listas de lo que pensamos, quejándose cuando el sonido es muy agudo, y desinteresándose de lo que tocamos cuando el sonido es demasiado apagado. De todas formas existen directrices que debemos conocer.

Los Controles de Tono de las Guitarras no suelen ser muy Progresivos, teniendo básicamente tres posiciones de ajuste. Bajo, que sonaría el instrumento prácticamente sin tono alguno, zona media, empezando a tener algo de tono y a tope. También depende de cada guitarra y de la calidad de sus componentes.
Yo lo pongo siempre a tope y corrijo después con el ecualizador del amplificador un poco y listo. O si lo noto un poco chillón, bajo un poco el tono de la guitarra, pero sería muy poco, debido a la falta de progresión de este control, quedándome sin tono si lo bajo más de la cuenta, teniendo que volver a corregirlo..., y a nadie le gusta pasarse la tarde tocando botones de la guitarra, lo que queremos todos es tocar las cuerdas.


Los controles de Tono del Amplificador, o sea, el Ecualizador, sí que son muy sensibles, pudiendo modificar el tono de forma muy certera. En consecuencia podemos corregir el tono del sonido del amplificador en función de las necesidades de cada situación, por ejemplo si tocamos solos o acompañados por bajo y batería, o para adaptarnos a un género musical.

Si tocamos una pieza musical solamente con nuestra guitarra, lo normal es tener el control de los bajos por encima de los controles de medios y agudos. No te dé pereza bajar agudos y medios para recortar estas frecuencias que se harían demasiado presentes en detrimento de los bajos, pudiendo sentir como si te introdujeran un destornillador por el oído.
Otra cosa sería tocar con bajo y batería. Estos instrumentos nos sirven una cantidad generosa de frecuencias bajas, o sea, de bajos, tapando el sonido de nuestra guitarra si tenemos el ecualizador configurado de la misma manera que para escucharnos nosotros solos, teniendo que subir los medios y los agudos para darnos más presencia.

Como veis la ecualización depende de muchos factores, teniendo que ajustarse a cada situación, también a la de la sala en la que nos encontremos
Por ejemplo: si tocamos en nuestro pequeño local de ensayo con una ecualización determinada y el viernes tenemos actuación en un bar, prepárate para modificar el ecualizador del amplificador una vez que te hayas instalado en ese local. De ahí la importancia de ensayar en ese local en concreto, para ajustar los ecualizadores y no llevarnos un sorpresón desagradable tocando con público y sonando a rayos y centellas.

Algunos amplificadores montan el Control Contour. Con este control se modifica la curva de ecualización y actúa en las tres frecuencias al mismo tiempo. Bajos, medios y agudos.
 

Con el contour al mínimo, la curva de ecualización  tendría forma de “V”. Muchos graves, pocos medios y muchos agudos.
En la mitad, la curva de ecualización es una línea horizontal. Graves, medios y agudos estarían a la mitad, o al 50%.
Y a tope, la curva de ecualización simula a una “V” invertida. Pocos graves, muchos medios y pocos agudos.
 
 

Cómo ajustar volumen y ganancia

 
Los Controles de Volumen tienen tanta importancia en el resultado final del sonido como los Controles de Tono, o incluso más si tocamos en una banda, teniendo que equilibrar muy bien los volúmenes para que el grupo de instrumentos suene redondo. 

En nuestro equipo de guitarra eléctrica, solemos disponer de tres controles de volumen, dos en el amplificador y uno en la guitarra
Los dos controles del amplificador son el Volumen, que en algunos amplificadores también se llama  Gain, y se suelen encontrar justo al lado de la conexión de la guitarra. Y el Volumen Master, que puede llamarse simplemente Volumen en los amplificadores con controles Gain.
Los Controles Volumen o Gain, se encargan de la señal que entra en el amplificador, pudiendo llegar a saturarlo si se permite dejar entrar la suficiente señal para que esto se produzca, empezando el amplificador a distorsionar el sonido.

El Volumen Master se encarga de la señal que sale del ampli, elevando el sonido sin más, sin añadir ganancia o distorsión, aumentando el volumen del sonido tal y como se encuentre, ya sea limpio o distorsionado. 

El Control de Volumen de la Guitarra no está de más quedarlo siempre a tope para que llegue una buena señal al amplificador, permitiendo tener sonido limpio si bajamos el volumen o gain del amplificador y sonido saturado si subimos estos controles del ampli.

No pasaría lo mismo si tenemos el volumen de nuestra guitarra bajo, sólo permitiendo la creación de sonidos limpios, dificultando mucho la saturación del amplificador, impidiendo engendrar buenos sonidos distorsionados o saturados.

Si buscamos un sonido lo más limpio posible, tenemos que ajustar el volumen de la guitarra todo lo por debajo posible de su tope, para reducir la potencia de la señal que sale de nuestra guitarra y que tiene que absorber el amplificador. Por ejemplo a la mitad de volumen o ligeramente por encima de la mitad. 

En el amplificador hacemos lo mismo, pero de forma más pronunciada aún, bajando el volumen por debajo de la mitad de su recorrido, y subiendo a gusto el volumen Master para aumentar el volumen del aparato sin agregar nada de ganancia o saturación al sonido.



Para un sonido crunch o ligeramente distorsionado, podemos subir el volumen de la guitara a tope, para estrujar bien toda la ganancia de la pastilla, por ejemplo para pastillas sencillas. 

Esta es una zona muy interesante en cuanto al sonido del amplificador, sonando bastante limpio cuando tocamos las cuerdas una por una en un solo, o de forma suave, rompiendo a saturar cuando le damos fuerte a las cuerdas o cuando pulsamos dos cuerdas a la vez en un solo. 
Si usamos pastillas dobles, que son pastillas más potentes que las singles, puede que el tope del volumen sea excesivo, pero eso ya seria a gusto personal, pero bueno, podemos decir que sería a tope o casi a tope.

El control de volumen del amplificador lo podemos quedar sobre la mitad, o ligeramente por encima o por debajo de la mitad. El volumen master, ya sabéis, a gusto.

Para sonidos distorsionados, volumen de la guitarra a tope y el volumen del amplificador también, a tope o casi a tope.

En resumen, el control puro de volumen, sería el volumen master del amplificador, y con los controles de volumen de la guitarra y del ampli, podemos manejar la cantidad de saturación que deseamos o que nos permita el equipo. ¿Cuánta saturación? La que disponga el amplificador y la que tengan las pastillas de nuestra guitarra, llegando a un máximo de ampli y pastillas High Gain o de Alta Ganancia.

Como hemos dicho, si queremos bajar solamente el volumen del sonido sin alterar la ganancia (distorsión), tenemos que usar el volumen master del amplificador, cosa que sería muy incómoda en directo. Para solucionar este problema podemos usar un Pedal de Volumen, pero para que se comporte como un Volumen Master, tendría que estar colocado después de los pedales de ganancia si los tuviéramos (overdrives, boosters y distorsiones), justo entre el amplificador y los pedales de saturación, manteniéndose los rangos de ganancia predeterminados.
 

Si queremos alterar los niveles de ganancia al usar el pedal de volumen, tendríamos que colocarlo entre la guitarra y los pedales de distorsión, actuando como un control Gain, o como el propio control de volumen de la guitarra.
 





https://www.youtube.com/user/mijelan1?sub_confirmation=1

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada